Acceso a estudios

Servicios

Ecografía simple y de alta complejidad

Las imágenes por ultrasonido, también denominadas exploración por ultrasonido o ecografía, suponen exponer parte del cuerpo a ondas acústicas de alta frecuencia para producir imágenes del interior del organismo.

Los exámenes por ultrasonido no utilizan radiación ionizante (que se usa en rayos X). Debido a que las imágenes por ultrasonido se capturan en tiempo real, pueden mostrar la estructura y el movimiento de los órganos internos del cuerpo, como así también la sangre que fluye por los vasos sanguíneos.

Los exámenes por ultrasonido no utilizan radiación ionizante.

La toma de imágenes por ultrasonido es un examen médico no invasivo que ayuda a los médicos en diagnosticar y tratar las condiciones médicas.

TIPOS DE ESTUDIO

  • Abdominal
    (General, Renal, Vascular)
  • Obstetricia
    (Ob temprana, general, eco cardiografía fetal)
  • Ginecología
    (Pelvis, Fertilidad)
  • Cardiología
    (Pediatría, Adultos General,
    Adultos Grandes)
  • Vascular
    (Carótida, Arterial, Venoso.
    Abdominal)
  • Intraoperatorio
    (Cardíacas)

Preguntas Frecuentes

Para el examen por ultrasonido debe vestirse con prendas cómodas y sueltas. Quizá tenga que quitarse toda vestimenta y joyas en la zona a examinar. Es posible que le pidan que use una bata durante el procedimiento.

Informe a su médico si ha recibido un enema de bario o una serie de evaluaciones del tracto GI (gastrointestinal) superior en los últimos dos días. El barrio que queda en los intestinos puede interferir con la evaluación de ultrasonido.

Preparaciones adicionales dependen del tipo de ultrasonido que se recibe.

Para un estudio del hígado, la vesícula biliar, el bazo y el páncreas, es posible que se le solicite que ingiera alimentos sin grasa la noche antes al examen y luego que evite la ingesta de alimentos de 8 a 12 horas antes del examen.

Para un ultrasonido de los riñones, es posible que se le solicite que beba entre cuatro y seis vasos de líquido aproximadamente una hora antes del examen para llenar la vejiga. Posiblemente se le pida que evite ingerir alimentos de 8 a 12 horas antes del examen para evitar la acumulación de gases en los intestinos.

Para un ultrasonido de la aorta, es posible que deba evitar ingerir alimentos de 8 a 12 horas antes del examen.


Los exploradores de ultrasonido consisten en una consola que contiene una computadora y sistemas electrónicos, una pantalla de visualización para video y un transductor que se utiliza para explorar el organismo y los vasos sanguíneos. El transductor es un dispositivo portátil pequeño que se parece a un micrófono y que se encuentra conectado al explorador por medio de un cable. El transductor envía ondas acústicas de alta frecuencia dentro del cuerpo y luego capta los ecos de retorno de los tejidos en el cuerpo. Los principios se asemejan al sonar utilizado por barcos y submarinos.

La imagen por ultrasonido es inmediatamente visible en una pantalla contigua que se asemeja a un televisor o a un monitor de computadora. La imagen se crea en base a la amplitud (potencia), frecuencia y tiempo que le lleva a la señal sonora en retornar desde el paciente hasta el transductor.


Las imágenes por ultrasonido están basadas en el mismo principio que se relaciona con el sonar utilizado por los murciélagos, barcos y pescadores. Cuando una onda acústica choca contra un objeto, rebota, y hace eco. Al medir estas ondas causadas por el eco es posible determinar la distancia a la que se encuentra el objeto así como su forma, tamaño, y consistencia (si se trata de un objeto sólido, que contiene fluidos, o ambos).

En la medicina, el ultrasonido se utiliza para detectar cambios en el aspecto y función de los órganos, tejidos, y vasos, o para detectar masas anormales como los tumores.

En un examen por ultrasonido, un transductor envía las ondas acústicas y registra las ondas causadas por el eco. Al presionar el transductor contra la piel, dirige al cuerpo pequeños pulsos de ondas acústicas de alta frecuencia inaudibles. A medida que las ondas acústicas rebotan en los órganos fluidos y tejidos internos, el micrófono sensible del transductor registra cambios mínimos que se producen en el tono y dirección del sonido. Una computadora mide y muestra estas ondas de trazo en forma instantánea, lo que a su vez crea una imagen en tiempo real en el monitor. Uno o más cuadros de las imágenes en movimiento típicamente se capturan como imágenes estáticas.

El ultrasonido Doppler, una aplicación especial del ultrasonido, mide la dirección y velocidad de las células sanguíneas a medida que se mueven por los vasos. El movimiento de las células sanguíneas causa un cambio en el tono de las ondas acústicas reflejadas (denominado efecto Doppler). Una computadora recopila y procesa los sonidos y crea gráficos o imágenes a colores que representan el flujo sanguíneo a través de los vasos sanguíneos.


Para la mayoría de los exámenes por ultrasonido, a uno se lo colocan acostado boca arriba en una mesa de examen que puede inclinarse o moverse.

Se aplica en la zona del cuerpo a examinar un gel claro para ayudar a que el transductor haga contacto en forma segura con el cuerpo y eliminar cavidades con aire que se encuentren entre el transductor y la piel. Luego el ecografista (el tecnólogo de ultrasonido) o el radiólogo presiona el transductor con firmeza contra la piel y lo pasa sobre la zona de interés.

La ecografía Doppler se lleva a cabo utilizando el mismo transductor.

Cuando el examen finaliza, es posible que se le pida a usted que se vista y espere mientras se revisan las imágenes obtenidas por ultrasonido. No obstante, el ecografista o radiólogo a menudo puede revisar las imágenes por ultrasonido en tiempo real a medida que se obtienen y usted puede irse de forma inmediata.

Por lo general, el examen de ultrasonido se finaliza en 30 minutos.


La mayoría de los exámenes por ultrasonido son rápidos, sencillos y no dolorosos.

Luego de que usted quede en posición en la mesa de examen, el radiólogo o el ecografista esparcirá un poco de gel tibio sobre su piel y luego colocará con firmeza el transductor contra su cuerpo, desplazándolo sobre la zona de interés hasta capturar las imágenes deseadas. Por lo general no hay ninguna incomodidad a causa de presión a medida que el transductor se presiona contra la zona que se examina.

Si la exploración se realiza en una zona sensible, es posible que sienta una presión o un dolor leve debido al transductor.

Si se lleva a cabo un estudio por ultrasonido Doppler, es posible que oiga sonidos similares al pulso que varían en tono mientras se controla y mide el flujo sanguíneo.

Una vez que se finaliza el proceso de imágenes, se limpia el gel de la piel.

Luego de someterse a un examen por ultrasonido, debería poder retomar sus actividades normalmente.


Un radiólogo, un médico específicamente capacitado para supervisar e interpretar los exámenes de radiología, analizará las imágenes y enviará un informe firmado a su médico de atención primaria, o al médico que le remitió para el examen, quien compartirá con usted los resultados. En ciertos casos es posible que el radiólogo discuta los resultados con usted al finalizar el examen.


Beneficios

· La exploración por ultrasonido no es invasiva (sin agujas o inyecciones) y en general no es dolorosa.

· El ultrasonido es un método que se encuentra ampliamente disponible, es fácil de utilizar y es menos costoso que otros métodos por imágenes.

· Las imágenes por ultrasonido no utilizan radiación ionizante.

· La exploración por ultrasonido proporciona una imagen clara de los tejidos blandos que no se visualizan bien en las imágenes de rayos x.

· El ultrasonido no causa problemas de salud y puede repetirse cuantas veces se necesite.

· El ultrasonido proporciona una imagen en tiempo real, por lo que es una buena herramienta para guiar procedimientos mínimamente invasivos tales como las biopsias por aspiración y aspiraciones con aguja.

Riesgos

· No se conocen efectos nocivos en humanos con respecto a los ultrasonidos de diagnóstico estándares.


Las ondas de ultrasonido se reflejan por medio de aire o gas, por lo tanto el ultrasonido no es la técnica ideal para estudiar el o los órganos obscurecidos por el intestino. En la mayoría de los casos, exámenes con bario y exploración por TAC son los métodos de elección para las afecciones relacionadas con el intestino. Es más difícil tomar imágenes de los pacientes de talla grande porque el tejido atenúa (debilita) las ondas de sonido mientras pasan más adentro del cuerpo.


NUESTROS SERVICIOS

24hs.

CENTRAL DE TURNOS

011 4902 9662




NOVEDADES

Diagnóstico Mediter incorpora un nuevo Resonador Magnético Digital de última generación marca Philips Ingenia.

SEGUINOS

Contáctanos

Dirección

Sanatorio Dr. Julio Méndez,
Avellaneda 551, CABA.

CENTRAL DE TURNOS

011 4902 9662
Atención las 24 hs.